Aferrada a la vida

Processed with VSCO with c8 preset


Ya hacen dos años desde aquel día muy oscuro en el que decidiste irte para no regresar. Cada uno de los que están a mi alrededor van retomando sus vidas, y yo también lo intento, aunque reconozco que me es mas difícil, mi marcha es mas lenta que la de ellos. Es hacer una vida totalmente nueva…
La tristeza sigue a veces visitándome como olas ante alguna foto nuestra, alguna conversación, algún recuerdo. Muy especialmente en el mes de mayo… ¿Cómo borrar toda una vida a tu lado? No se puede… eras mi mundo, mi techo, mi piso, mis paredes y de repente me quedé en el aire con el alma desnuda, sintiendo mucho dolor en cada centímetro de mi ser. No hay día en que no te recuerde y de vez en cuando me vuelvo a preguntar por qué no luchaste por salir de aquello que te arrastraba hacia ese final, si conocías el camino de salida.
El enojo y la culpa aunque siguen apareciendo en pequeñas dosis, he aprendido a manejarlas con el perdón y entregárselas a Dios, una y otra vez. Perdóname sino supe entenderte, o reconocer la profundidad de lo que te estaba pasando.
Me he reconciliado con tu recuerdo, he perdonado el dolor que nos causaste con tu decisión de irte. No me debes nada… eres libre…
Dios sigue sanando cada rincón de mi corazón… estoy mejor, y aunque no es fácil, intento cada día volver a empezar, soltando el dolor y aferrándome a la vida, tal como te dije en mi carta, luego que te fuiste. Sigo acompañando el vuelo de nuestros hijos, tan cerca como puedo o me dejan. Sigo atenta a ellos, como lo hacía antes, o mas. Sigo comprometida con los mismos sueños que teníamos vos y yo: de mostrarle a los demás que no hay Otro mas maravilloso que Jesús, para los dolores del alma y del espíritu. Él se ha convertido en la total y completa razón de mi vida. Cada vez que comparto de Jesús con otros, Su vida misma me invade, me atraviesa, me llena de fuerzas al punto que soy de ánimo para otros. ¿Lo puedes creer? Consolada para consolar, sanada para sanar, fortalecida para fortalecer…
Y en esto de comenzar una nueva vida, sigo avanzando, soltando el pasado y haciendo cosas que me conecten con el presente. Se que algún día nos volveremos a encontrar. Y allí, quien sabe, podamos tener esa última conversación que no tuvimos aquí… pero mientras tanto, sigo aferrada a la vida y a Dios
Con amor,
Lily

Esta fue una carta que le escribí en estos días a Marcelo, a los dos años de que se quitara la vida, aunque se que él no podrá leerla. ¿Por qué la escribí entonces, si se que él no podrá leerla? Creo que porque yo lo necesitaba. Hay palabras, recuerdos a veces tiernos y otros muy dolorosos, que se quedan con nosotros cuando tenemos una pérdida repentina y necesitamos expresarlos de alguna manera, aunque ya no tengamos a la persona, y escribir es la mía, ¿cuál es la tuya? Los recuerdos buenos hay que guardarlos y los dolorosos… los dolorosos soltarlos en las manos de Dios. Regalarnos el perdón y regalar el perdón a quien creamos que lo necesite. No se puede superar ni sanar el dolor que sientes, ya que no es una enfermedad, pero lo que si puedes hacer es transformarlo en algo saludable para ti y para los demás. Y seguir aferrada la vida

 Lo que sufrimos en esta vida es cosa ligera, que pronto pasa; pero nos trae como resultado una gloria eterna mucho más grande y abundante.  Porque no nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve, ya que las cosas que se ven son pasajeras, pero las que no se ven son eternas.
2 Corintios 4:17-18 DHH

11 Comments

  1. Rosalia el mayo 27, 2021 a las 4:02 am

    Su fe y su amor a la vida nos inspira a todos, que honor poder conocerla , que valiosa es usted , Dios la siga bendiciendo, Gracias por darnos tanto ♥️

    • lilyfattore el mayo 27, 2021 a las 2:59 pm

      Gracias Rosalia, Dios es el que renueva tus fuerzas cuando las necesitas.

      • Anto el mayo 28, 2021 a las 4:24 am

        Te quiero mucho mi Lily💜-

        Me quedo con esto:
        Jesús es el mejor para los dolores. Eso me conforta. Fue un hombre de gozo pero tmb de dolores. Se puede vivir con las dos cosas, conviviendo una con la otra. Eso me hace sentir cerca a el.

        Hacer cosas para conectarme al presente.

        El dolor no es una enfermedad.

        Te mando un abrazo

        • lilyfattore el mayo 28, 2021 a las 3:20 pm

          Yo también te quiero Anto, Amén a todo lo que me escribiste ❤️

  2. Pame el mayo 27, 2021 a las 6:58 pm

    Sos de animo para mi cada vez que te veo, te admiro con todo mi corazón! Sos fuerte, Valiente ojalá Dios me de un poquito de todo eso que tenes y que tanto bien haces a las personas que te rodean.
    Te quiero mucho y te abrazo fuerte!♥️

    • lilyfattore el mayo 28, 2021 a las 3:21 pm

      Tienes eso y mucho más! Dios nos ha dotado a las mujeres de una resiliencia especial.

  3. Rosa el mayo 28, 2021 a las 1:44 am

    Un aire de inspiración y admiración eres, bella Lily! Gracias por compartir tus profundas pensamientos y emociones para ayudar a otros. Te mando un fuerte abrazo. XOXO

    • lilyfattore el mayo 28, 2021 a las 3:27 pm

      Gracias Rosa por tus palabras ❤️ Tu vida es de gran inspiración para la mía siempre!

  4. Libia el mayo 30, 2021 a las 12:21 pm

    Lili es increíble como a través de tus blogs Dios nos habla , así lo siento , gracias Lili … tus escritos son de mucho aprendizaje para mi . Te quiero mucho . 🙏🏻🤗

    • lilyfattore el agosto 4, 2021 a las 1:45 am

      Gracias Libia! Yo también te quiero mucho❤️❤️❤️

  5. claudia a lucero el agosto 11, 2021 a las 5:35 pm

    Uff.. preciosoooo… te quiero mi Pastora

Deja un comentario