¿Qué haces aquí?

Processed with VSCO with c8 preset

Hay personas que sientes que te hacen un interrogatorio cuando hablan. En este último tiempo me ha pasado varias veces. No sé a ti, pero me incomodan los interrogatorios, porque siento que en algún punto buscan encontrar «lógica» a lo que no lo tiene… y buscan encontrar a quién responsabilizar de lo que pasó… y entonces me empiezo a defender… ¿de qué?¿de quién?

Otras veces, somos nosotros mismos los que nos hacemos las preguntas. Hace unos días atrás le contaba a quien me está ayudando en este tiempo, que hay días en que vuelvo hacia atrás con mi mente y los «si hubiera» reaparecen… y la culpa vuelve a tocar mi puerta… tu me entiendes, ¿verdad? Al día siguiente mi mente refuta los «si hubiera», uno a uno… y entonces ella me dijo: «Si sabes las preguntas que te harás y sus respuestas, ¿por qué no te anticipas? Escríbelas y llévalas contigo en un papel. Cuando surjan otra vez (porque seguramente volverán a surgir), sacas el papel y léelas… ¿Por qué esperar todo un día?»

Dios muchas veces ha hecho preguntas, en el pasado, como por ejemplo: A Adán le preguntó «¿dónde estás tú?», cuando se habían escondido de Dios por haber pecado. A Moisés le preguntó «¿qué es eso que tienes en tu mano?», como si fuera un niño pequeño . A Job, «¿quién es ese que oscurece el consejo con palabras sin sabiduría?», cuando estaba quejándose de sus males (¡ups!). A Elías le preguntó «¿qué haces aquí?» cuando estaba escondido en una cueva, porque le buscaban para matarle. A la mujer que estaban por apedrear le preguntó «¿dónde están los que te condenan?». A sus discípulos, Jesús les preguntó «¿Quién dicen los hombres que soy yo?». Al Apóstol Pablo le preguntó «¿por qué me persigues? , ya que el perseguía a los cristianos para matarlos, antes de su conversión. Él era Dios, ¿acaso no conocía las respuestas? ¿Por qué hizo esas preguntas entonces? ¿Por qué en ocasiones nos hace preguntas?¿Quiere interrogarnos? ¿Quiere humillarnos? Ó¿No será que quiere despertarnos? ¿No será que quiere hacernos reaccionar, cuando estamos «empecinados» con algo o con alguien? ¿No será que quiere darnos luz en medio de nuestras tinieblas?

¿Cuáles son las preguntas que tú tienes? ¿Conoces las respuestas?¿Cuáles son las preguntas que Dios te hace? Dios nunca te hará preguntas para dañarte. Jesús es nuestro Abogado Defensor, no es nuestro fiscal que viene a acusarnos con el fin de condenarnos, dice la Biblia. No te equivoques, quién es el «Acusador», espiritualmente hablando, no tiene nada que ver con Dios…Busca las respuestas en tu interior y escríbelas en un papel… te servirán en esos días difíciles cuando vengan…

Y como le dijo Dios a Elías, te dice hoy: «¿Qué haces metido en esa cueva? Sal de allí… aún tengo propósito con tu vida…

3 Comments

  1. Natali el febrero 14, 2020 a las 10:20 pm

    Amén! Gracias Lili por tu reflexión

  2. Elisa el febrero 15, 2020 a las 8:26 pm

    Lei tu articulo , muy bendecido para mi , gracias
    Dios es bueno y amoroso , el amor cura

  3. Libia Hoyos el febrero 15, 2020 a las 8:42 pm

    Gracias Lili 🙏🤗

Deja un comentario