Dios con Nosotros

img_4883.jpg

Los meses de noviembre y diciembre siempre fueron meses que esperé con muchas expectativas desde que nos trasladamos a vivir a Miami.

Mi hogar siempre se vestía de Navidad desde el día de Acción de Gracias (el 4to jueves de noviembre en USA). Comprábamos un árbol que llegaba hasta el techo, lo vestíamos de luces y bolas de colores. El olor a pino invadía nuestro apartamento. ¡Siempre ha sido mi época favorita del año!

Las calles en la ciudad, los frentes de los edificios y aún de las casas particulares se llenan de luces de diversos colores o blancas en los lugares más céntricos, como escoltando y dándonos la bienvenida a todos los que por ellas transitamos. ¡Es verdaderamente un deleite verlo!

Recuerdo que cuando mi hijo menor era muy pequeño una vez preguntó el porqué de tantas luces en los frentes de las casas y le dije que era porque celebrábamos el cumpleaños de Jesús y a él le encantó la idea. ¡Y es así! ¡El cumpleaños del Salvador del mundo hay que celebrarlo a lo grande!

Sin embargo en Navidad se desdibuja la figura de Jesús. ¡No me malinterpretes! No tengo problemas ni con los regalos (me encanta recibir y dar regalos en Navidad) ni con el árbol (aunque este año no he tenido ánimo de armar ninguno) ni con Papá Noel… quien lo considero el “Delivery” de Jesús. Me enternece ver la ilusión que los niños tienen esperándolo… que es la misma que los niños hispanos tienen cada 6 de enero esperando a los Reyes Magos…

Pero SI tengo problemas cuando perdemos la esencia de la Navidad… JESÚS, con o sin árbol… con o sin Papá Noel… con o sin regalos… con o sin luces…

Para aquellos que tuvimos grandes pérdidas de personas que eran parte fundamental de nuestras vidas, estas fechas acarrean un sabor amargo, regadas por lágrimas… con un nudo en el estómago… porque el dolor supera las expectativas… y otra vez la figura de Jesús se empaña… se desdibuja y se pierde en el paisaje de nuestras tristezas…

Dios llamó también a su Hijo Jesús como EMANUEL que significa DIOS CON NOSOTROS.

Dios dejó su trono en el cielo para presentarse Él mismo y volver nuestra mirada a Él. Imagina cual fue su desesperación cuando veía que aquellos a quienes Él mismo había creado le daban la espalda e iban en «caída libre» lejos de Él… para vivir vidas plagadas de sombras y vacíos…

Dios mismo vino a habitar “con nosotros”. Se nos hizo más cercano. Más a nuestra “medida”, «tomó nuestro paso» como por decírtelo de una manera más entendible. Él ahora vive en nuestros corazones, claro, siempre y cuando le entreguemos nuestras vidas a Él… si queremos que DIOS ESTÉ CON NOSOTROS y nosotros con Él… Dios no fuerza a nadie a estar con Él…

Esta Navidad estará despoblada de expectativas para alguno de nosotros, ya sea por la ausencia de los que ya no están, o por otras pérdidas que hayamos tenido… pérdida de tu paz, pérdida de tu ilusión, pérdida de tu salud, pérdida de tu alegría… pérdida de tu bebé… pérdida de tu matrimonio…

Pérdida de…………………………………………………………………………………………………… llena el espacio en blanco con tu pérdida… Dios la conoce…

Por ello te propongo que “desempañemos la figura de Jesús” y le invitemos a nuestras vidas y a nuestros hogares a ser DIOS CON NOSOTROS

Si Dios está podremos permitirle que Él nos cargue en sus brazos (ya no es un bebé indefenso que necesita que lo carguen) y apoyar nuestras cabezas en Su pecho… su latido nos traerá paz…

Si Dios está, Él secará nuestras lágrimas y aliviará nuestro dolor…

Si Dios está, nuestras heridas empezarán a sanar…

Si Dios está, Él levantará nuestras cabezas…

Aunque haya una o mas sillas vacías en nuestras mesas…

¡DIOS ESTARÁ CON NOSOTROS!

“He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.”

S. Mateo 1:23 RVR1960

4 Comments

  1. Natali Baisel el diciembre 16, 2019 a las 3:55 pm

    Gracias Lili!!!
    Desde Uruguay bendecimos tu vida.
    Dios es quién los consuela…a pesar de haberlos conocido tan poco, hoy mi corazón se duele con tu dolor.

    • lilyfattore el diciembre 21, 2019 a las 5:35 am

      Gracias Naty❤️

  2. Hessi el diciembre 21, 2019 a las 4:09 am

    Te quiero mi Lily hermosa! Mujer virtuosa que admiro

    • lilyfattore el diciembre 21, 2019 a las 5:35 am

      Gracias por acompañarme en este tiempo con tu dulzura

Leave a Reply Cancel Reply